¿No te gustaría que si en algún momento que te llegarás a sentir mal sólo bastara llamarle a tu médico para saber qué tienes? Puede que pronto ya no tengamos la necesidad de ir al hospital o al consultorio para hacernos ciertos estudios. Todos los datos electrofísicos de nuestro cuerpo podrán ser monitoreados por un pequeño microchip que se adhiere a nuestra piel en la zona del corazón.

Esta nueva tecnología que sin duda es uno de los grandes avances en temas de salud, fue desarrollado en Estados Unidos por el equipo de Sheng Xu de la Universidad de Illinois. El microchip fue publicado en un artículo de la revista Science y se basa en sensores y circuitos miniaturizados que son capaces de estar revisando los datos de nuestro cuerpo de forma inalámbrica.

Este proyecto es desarrollado específicamente con fines médicos, también participaron expertos de distintas universidad de China y de República de Corea. El diseño es tan pequeño y bastante flexible que el paciente no sentirá que lo tiene pegado.

Desde un electrocardiograma hasta un análisis de sangre podrán realizarse desde la comodidad de tu hogar y ser analizados por el médico al instante. Los investigadores mencionaron que con este nueva aportación  la ciencia se mejorarán los actuales dispositivos de vigilancia. Pacientes que necesiten estar bajo una supervisión continua son quienes se verán mayormente beneficiados.

[youtube width=”560″ height=”314″ video_id=”dxhoLxRYsRU”]

¿Estás emocionado por el futuro?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here