¿Has ido? La Churrería El Moro fue fundada en 1935 por Francisco Iriarte, un Español que venía de un pueblo llamado Elizondo en el valle del Baztán.

Un poco de historia

Al llegar a México, Francisco se dio cuenta de que no se vendían o existían los churros como tal, así que instaló un carrito en el Zócalo, y como empezó a ganar popularidad, adquirió el local que hasta hoy, sigue en el Centro Histórico de la Ciudad de México.
El lugar se llama así en honor a las fiestas de esos pueblos de España, donde un árabe, conocido como “El Moro”, vendía churros de pueblo en pueblo en un carrito ambulante.

Como Francisco murió muy joven, sus tres hermanos llegaron a encargarse del negocio, y es así como ha pasado de generación en generación, siendo un lugar disfrutado por chicos y grandes; y también por grandes personajes a lo largo de nuestra historia, como Cantinflas, Carlos Fuentes, Octavio Paz, Jacobo Zabludovsky, entre otros.

 

El presente


Con el paso de los años, la churrería se ha convertido en sinónimo de tradición, y aunque su sabor y calidad no ha cambiado, su imagen ha sido renovada y su menú actualizado, además de que hoy cuentan con 6 sucursales.

Puedes escoger entre chocolate francés, suizo, español, mexicano, semi amargo, mocha y hasta ¡light!, también hay deliciosas malteadas y café.


¿Un churro es muy mainstream?, entonces prueba las minisroscas, los moritos o los consuelos (que es básicamente son churros hechos sándwich de helado)

¡Y como olvidarnos de las tortas de pastor y de pierna con mole!

 

¿Se te antojó?

Si no has ido, ¿qué esperas?, la sucursal del Eje Central está abierta las 24 horas, aprovecha estas tardes de lluvia para consentirte a un precio accesible, y haz crecer la tradición.

Visita su página para más información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here