La plataforma de reproducción de música Grooveshark, cierra de forma definitiva después de 10 años de brindarnos rolas gratis hasta que las disqueras la demandaron por derechos de autor.

La empresa propietaria de Grooveshark, Escape Media, cerró la página web, las apps, borró servidores, redes sociales, todo… hasta ofrecieron una disculpa:

“Empezamos hace casi diez años con el objetivo de ayudar a los aficionados compartir y descubrir música. Pero a pesar de las mejores de las intenciones, hemos cometido errores muy graves. Fallamos en no obtener licencias de los titulares de derechos de gran cantidad de música en el servicio. Eso estuvo mal. Pedimos disculpas. Sin reservas.

Hemos acordado cesar las operaciones inmediatamente, limpiar todas las obras con derechos de autor de las compañías discográficas y entregar la propiedad de este sitio web, nuestras aplicaciones móviles y de propiedad intelectual, incluyendo nuestras patentes y derechos de autor”

La situación estaba muy difícil, tenían que pagar unos 736 millones de dólares por daños y perjuicios por violación de copyright de casi cinco mil canciones. Si amabas Grooveshark, te quedan estas opciones de streaming para escuchar música: Spotify, Deezer, Google Play, Beats Music, Rhapsody y Rdio.

Grooveshark cierra para siempre y pide disculpas

Compartir
Artículo anteriorNoche de hardcore punk con After the Fall en el DF
Artículo siguienteTendremos ‘Indiana Jones 5’
Coordinador de prensa y promoción de contenidos en RockActivist. Estudié Ciencias de la Comunicación en la FCPyS. Me interesa la Social Media, la Producción Audiovisual, el Cine y las Series de TV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here