Las chicas de la banda holandesa Snowapple personifican el ideal del artista: conocimiento, sentimiento, técnica, pasión, belleza y amor por la realidad y la fantasía.

Laura y Laurien son parte de un ensamble en el cual todos los miembros aportan un distinto atributo gracias al contexto de cada uno y a la búsqueda musical conjunta, además de estar abiertas a cosas nuevas. “Combinar resulta muy natural, por ello hemos podido mezclar géneros como el folk, la ópera y el jazz”.

“El tener apertura y no decir ‘Quiero sonar como Pink Floyd o como The Beatles’, brinda la posibilidad de generar nuevos sonidos y creemos que esa es la clave del grupo, sólo queremos cantar juntas, es una premisa sencilla pero a partir de ella han surgido muchísimas posibilidades”.

No ha sido del todo sencillo armonizar tintes operísticos con canciones folk, pero la flexibilidad ante la técnica lo ha facilitado: “no por cantar en tonos de ópera debe convertirse una canción en pieza clásica, me gusta improvisar con distintos tonos vocales”, detalló Laurien.

snowapple-rockactivist6

Laura, originaria de Letonia, egresada de una Academia de Música, citó una frase que escuchó en esos años: “Si soy un músico profesional, mi peor y mi mejor día de interpretación se acercan cada día más, en función del grado de control y entendimiento que tenga de mí misma y lo que puedo hacer. Lo que aprecio de Snowapple es que, aunque en ocasiones tienes cierto control, también es importante fluir libremente; contamos con muchos elementos de interpretación teatral, a veces narramos algunas canciones o hacemos sonidos espontáneos”.

“Recuerdo, Laura, que una vez, durante una canción francesa que tenemos, te dijimos: ‘improvisa algo en letón’. Funcionó y fue genial”.

“Creo que nuestras interpretaciones realmente son un performance, hasta nos disfrazamos, pero hacer un álbum es un proceso totalmente diferente, ya que debes enfocarte cabalmente en la música”.

“A la hora de componer, es necesario plantearse un plazo, después la creatividad te llevará por el camino cuando te sientes a pensar en la canción hasta que llegue”.

“La armonía en los cantos viene de Laura y Uma. Laura está acostumbrada a cantar en coros desde que era pequeña y siente que su voz suena vacía si no es acompañada. Estas armonías y coros son hermosos y caracterizan el sonido de Snowapple”.

snowapple-rockactivist4

La variedad de géneros e instrumentos musicales es inmensa, lo cual contribuye a que la experimentación y el aprendizaje nunca termine. Laura, quien es amante de la música popular brasileña, expresó su interés en tocar el birimbao brasileño, instrumento de una cuerda, además del arpa, el acordeón y todo tipo de percusiones. Laurien tiene entre sus planes el componer una canción letona, “también quisiera recuperar mi banjo, ya que me lo robaron; además, toco el clarinete y el saxofón”.

Con el universo sonoro que implica el dominio musical de Snowapple, la creación de atmósferas musicales es inherente a sus composiciones: “creo que un aspecto de nuestras vidas es que nos ocupamos mucho en el conocimiento, la percepción y la realidad que nos rodea, creo que puedes crear tu propia realidad e ilusiones, y dichos temas se reflejan en nuestras canciones. Queremos inspirar a quienes nos escuchen para que reflexionen al respecto, por ejemplo, nuestra canción Illusion menciona que tú creas tu propio mundo aunque sepas que no es real, aunque creas en algo que no es verdad”.

“O si dudas que es real, puede que no sepas si quieres quedarte en esa ilusión o salir de ella; el tema de la realidad y la ilusión nos interesa mucho”.

“Creo que ambas compartimos una búsqueda muy natural de pequeños giros en las situaciones que transformen nuestras creencias, es como un balance entre lo sencillo y lo hermoso, y por otra parte, puede llegar a ser un poco loco u oscuro, estos matices enriquecen enormemente a la música”.

snowapple-rockactivist2

Laurien, quien tiene un posgrado en Física por la Universidad de Amsterdam, confesó amar las ciencias exactas porque es como estudiar en torno a la vida. En este respecto, Laura citó a un músico de jazz: “todo matemático quisiera ser músico y todo músico quisiera ser matemático”.

En cuanto a sus gustos musicales, Laura se dijo eternamente sorprendida por la enorme cantidad de música que surge a diario y Laurien reafirmó el gusto compartido por el folk de todo tipo, “también disfrutamos de la música popular mexicana y Latinoamericana en general. Nos gustan artistas como Anais Mitchell, Jolie Holland, Violeta Parra, también música clásica y el jazz siempre está presente”.

Mezcal y Día de Muertos

Laurien describió su paso por México como un ‘proceso muy natural’: “conocí a los miembros de Polka Madre hace 8 años en Amsterdam y comencé a cantar algunas canciones con ellos, tocamos en Glastonbury, el Vive Latino y fuimos de gira por Europa y E.U. Después de eso, no nos vimos en 7 años, hasta que durante nuestra gira por E.U. pensé: ‘¿por qué no le llamamos a nuestros amigos de Polka Madre para visitarlos en México?’ Así fue y ellos nos ayudaron a planear fechas y tocaron con nosotros, ya que no vinimos la banda completa ante la incertidumbre inicial. Así conocimos a miembros de Los de Abajo y también amaron nuestra música, agendaron un show más con nosotras y estamos eternamente agradecidas por toda la ayuda que nos brindaron los músicos mexicanos”.

“En la industria musical, trabajamos con mucha gente, pero la solidaridad entre músicos es especial debido a la empatía. Si llegaras a necesitar un lugar para dormir, o te sientes inseguro en algún sitio, siempre habrá alguien dispuesto a ayudar y cuidarte. Los músicos forjan una comunidad porque todos compartimos experiencias similares”.

“Por parte del público mexicano, estamos sorprendidas por la respuesta tan entusiasta y positiva que hemos captado; damos el concierto y la gente ha sido muy dulce con nosotros. En realidad, estamos contentas por poder compartir nuestro sonido con los demás”.

“Pienso que la gente encuentra nuestra música algo extraña, ya que nuestro género no es muy común en México, pero hemos hallado apertura y mucha curiosidad ante sonidos nuevos. Nos han comprado muchos discos y las personas asisten a otras fechas después de conocernos. Creo que hay un gran interés por nuestra música y estamos muy contentas de estar aquí”.

snowapple-rockactivist3

“Amamos la música mexicana, ¡todo es tan alegre! Quedamos anonadadas por el Día de Muertos, habíamos escuchado sobre la celebración pero no nos imaginábamos como podría ser. Íbamos de camino a un concierto en Oaxaca y la calle estaba llena de gente disfrazada, arreglos espeluznantes, festejo y mucha música; caminamos entre todo ello y bailamos, aunque fue sólo la primer parte de la experiencia”.

“Nos quedaríamos en una casa, así que teníamos que recoger las llaves con la dueña, le llamamos y nos dijo: ‘Vengan al cementerio, aquí estamos’, así que fuimos y todo estaba decorado, la gente se toma mucho tiempo para rendir honor a sus difuntos, y al mismo tiempo celebran la vida. Fue algo maravilloso”.

Laurien comentó que en Holanda todo es muy distinto, “nunca hablamos de los fallecidos”. Por su parte, Laura describió la percepción de la muerte en Letonia como fuerte y triste, “la gente lamenta las partidas, que los muertos no vuelvan, pero en México la postura es: ‘se han ido, pero está bien, que los espíritus disfruten con lo que hemos traído para ellos y celebremos juntos’. Es fantástico, podríamos quedarnos en esa noche del cementerio por siempre; además, bebimos mezcal con los muertos en Oaxaca”.

Después de su paso por México, Laura y Laurien tienen planes distintos ante las agendas de sus proyectos alternos. Laurien irá a Nueva York y Laura a Bélgica y Alemania.

snowapple-rockactivist

Con respecto a esta pasión de la banda por el folk, Laura compartió una hermosa reflexión: “el canto es el instrumento más antiguo, cantar en comunidad es un esfuerzo conjunto que se da naturalmente y le brinda una hermosa cualidad a la música. La música folclórica no se basa en el virtuosismo o logro individual, sino en un esfuerzo común milenario de personas que simplemente se unieron para hacerlo”.

Snowapple se reunirá de nuevo en marzo de 2016 para grabar un nuevo disco, planear algunos conciertos y probablemente volverán a México en abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here