Por Frenemy. Vaya que resulta complicado reseñar el último material discográfico de la banda irlandesa U2, ‘Songs of Innocence’, grabado en New York, en los Electric Lady Studios, pues el disco causó mucha polémica por la estrategia mediática que rodeó su lanzamiento en la plataforma de distribución digital ‘Itunes’ el 9 de septiembre de 2014.

La alianza entre “majors” como Apple, Universal y U2, no tuvieron muy contentos a los fans y al público potencial, ya que el disco estuvo disponible gratuitamente en las librerías de los usuarios de iTunes, quieran o no, y tuvieron que chutárselo automáticamente sin haberlo descargado. Obviamente, las quejas no se hicieron esperar, las reseñas, comentarios en redes sociales, blogs especializados de música y demás plataformas digitales, comenzaron a hablar sobre el tema de este fonograma y todo el asunto que rodeaba a la promoción. (Por cierto, pienso que fue funcional y exitosa)

De una vez les confieso, para que no me vayan a crucificar los amantes puristas de U2, ¡que yo! no soy admirador de U2; así que me tuve que dar a la ardua tarea de leer muchas críticas y reseñas, analizar opiniones de fans conformes e inconformes, de escuchar, y re escuchar este disco para darme una idea más amplia sobre lo que escribiré a continuación para ustedes mis queridos lectores, pues aquí les voy:

No deseo entrar en la manoseada polémica de cómo una banda tan famosa como U2, tiene la posibilidad de acaparar un medio masivo, como Itunes, a través de obscenos recursos monetarios y por otro lado, predicar un discurso de mesura y conciencia como lo ha hecho esta banda a lo largo de su historia.

Tampoco nos inmiscuiremos en el tema tan criticado sobre el soso arte del disco; mas bien, hablaremos de lo que es menester, opinaremos sobre música. ¿Alguien sabe a qué suena esta banda últimamente? Después de tantos años de carrera, sería prudente ¿renovarse o morir?.

El disco comienza ‘The Miracle’, un track pensado en rendir un homenaje a la legendaria banda “The Ramones” (banda de punk que fue de gran influencia para U2 en sus orígenes), el cual te da la idea de cómo estará el resto del álbum: Un viejo conocido “hook” con coros “Uooh x2”, sin lograr conectar del todo con el oyente. Una canción con muchas percusiones y repetitiva, que busca desesperadamente enganchar al escucha. ¡De acuerdo! tienen mi atención.

El segundo track, ‘Every breaking wave’, comienza con la regla básica que reza: “menos es mas”. Una progresión de acordes punteados da paso a la voz de Bono, quien nos hace notar la buena fórmula introductora a una rola al estilo U2. La canción se mantiene tranquila, la guitarra y los sintetizadores son sutiles y amables, parece una danza melódica entre la voz y el ensamble; bendings suaves de la guitarra terminan atrapando y restregrando al oyente: “Somos U2, y estamos de vuelta”.

[youtube width=”600″ height=”400″ video_id=”MRsKO4K7rLw”]

‘California’ continua con la misma intención del segundo track, una sencilla progresión melódica de chelos que dan paso a la voz, a lo largo se denota una canción predecible, pegajosa, y conforme transcurren los segundos, el aumento del beat es agradable. La rola presenta un buen hook que termina atrapándote a traves de la linea de bajo, muy U2 de los dosmiles, lo cual funciona con miras hacia objetivos de marketing. Debo agregar que me gustó la simpleza del solo de guitarra que da paso al Majestuoso de violines del coro final.

‘Songs for someone’ es una canción que mata el feeling que venia emanando el disco. No es mala composición, pero quizá yo la hubiera acomodado al final del track list, pues me cortó el mood que comenzaba a transmitirme el álbum. Es de esas canciones que terminan por dar sueño y desanimarte a seguir escuchando un disco que reclama la atención de miles de fans a la expectativa.

Iris’ es la canción más alabada por la crítica, esto se debe a que U2 es 50% delays al estilo de “The Edge”, y suena gloriosamente al viejo U2; bueno, no todo es 100% el sonido clásico de U2, ya que los procesamientos de voz y demás arreglos dejan relucir la aportación de Paul Epworth y Danger Mouse, productores de éxitos como Adele y Gorillaz.

Los siguientes tracks, ‘Volcano, Raised by wolves’, ‘Cedarwood Road’, ‘Sleep like a baby tonight’, ‘This is where you can reach me now’ y ‘The troubles’, se desarrollan bajo condiciones casi idénticas. Son canciones que retoman viejos elementos conocidos de U2, delays precisos que rematan con el beat de las rolas, canciones muy percusivas, la misma intención vocal y lírica de un Bono comercial, en general nada importante que resaltar en las demás rolas, solo la participación de la artista sueca Lykke Li en el track final.

‘Songs of Innocence’ aprueba de panzazo, como chamaco de primaria, y en honor a la verdad, sólo porque la producción es mejor que su antecesora: “No Line on the Horizon”, pero no más. En algún momento los integrantes de la banda declararon “que este disco era una muestra de un U2 más honesto, un U2 más en contacto con lo que deseaban hacer como músicos que como empresarios…”; sin embargo, ‘Songs of innocence’ termina siendo un disco funcional, pero no para escucharlo más de una vez, ni ponerlo en una playlist.

Coincido con muchos fans, “U2 se quedo atascado creativamente hace una década y media”.

Valorar el arte es un tema subjetivo y calificar como bueno o malo a un disco es solo emitir una percepción efímera de aspectos tan jodídamente complejos, cómo la dinámica que existe entre la industria musical y los procesos de creación artística, y aún más complicado, la relación que existe entre el artista (U2) – receptor (Fans de años).

Realizar un disco de calidad conlleva un enorme esfuerzo que se le aplaude a cualquier artista, como a U2, que sigue siendo un referente con grandes músicos de buenas ideas; pero la realidad es que se tornó desde hace muchos años, en un proyecto complaciente con objetivos de mercado que mermaron la propuesta que pudieron tener en su momento, si se hubieran enfocado en reestructurar su sonido y concepto.

La mejor época de esta banda quedó en los maravillosos “The Joshua Tree”, “Boy” y el parafernálico “Zooropa”, que sólo viven en la memoria de sus fieles admiradores. El U2 actual suena a una fórmula gastada, nada propositiva, incluso hasta autocomplaciente. Bono y compañía son un concepto que inevitable se está fosilizando por los avances de la creciente industria musical independiente.

Aquí les dejo el tracklist de este álbum para que vayan calentando motores y ahorrando para pagar el varote que les va a sacar con su gira Innocence + eXPERIENCE Tour 2015. ¿Y a ustedes si les latió este disco?

U2 anuncia 'Songs of Innocence'

Tracklist de ‘Songs of Innocence’:

  1. ‘The Miracle (of Joey Ramone)’
  2. ‘Every Breaking Wave’
  3. ‘California (There Is No End To Love)’
  4. ‘Song For Someone’
  5. ‘Iris (Hold Me Close)’
  6. ‘Volcano’
  7. ‘Raised By Wolves’
  8. ‘Cedarwood Road’
  9. ‘Sleep Like A Baby Tonight’
  10. ‘This Is Where You Can Reach Me Now’
  11. ‘The Troubles’

Edición de lujo:

  • ‘Lucifer’s Hands’
  • ‘The Crystal Ballroom’
  • ‘The Troubles’ (Alternative version)
  • ‘Sleep Like A Baby Tonight’ (Alternative Perspective Mix by Tchad Blake)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here