Esteban Bertarelli, músico peruano que forma parte de la interesante escena limeña, inicia con Submarino un proyecto personal que le permitiera canalizar sus ideas musicales y literarias en canciones pop en las que el ruido y la melodía van de la mano.

Fue con su primer larga duración, Bravo Zulu (Faro Discos, 2015), que la banda encontró su voz. Ya desde el primer registro “¿No es lo que te encanta?” sabemos que nos encontramos ante un animal diferente: seis minutos y medio en los que la banda pasa de la calma melódica al ruido espacial, en un viaje que recuerda las canciones más psicodélicas del noise anglosajón.

La estética lisérgica, ruidista y pop de la banda ha llevado a que sea comparada con Neutral Milk Hotel, Wild Nothings o Broken Social Scene. Es imposible, sin embargo, no emparentarlos con la escuela ruidista pop ibérica, la de los himnos generacionales de Los Planetas, el mal rollo de Los Punsetes, o las llamadas a la acción de Triángulo de Amor Bizarro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here