El pasado jueves 26 de marzo, Limp Bizkit regresó a la ciudad de México para ofrecer un show completo en las instalaciones del Pepsi Center WTC, luego de que el año pasado formaran parte del festival Hell and Heaven.

20 años de carrera musical se dicen fácil, pero para algunos de los siete mil que asistieron al inmueble, parecía que fue ayer cuando salían a la calle con su gorra de los Yankees color rojo –aunque no supieran nada de Béisbol– y sus bermudas holgadas a “tirar rostro”.

limp-bizkit-mexico-rockactivist24

Tras una hora de retraso, vasos voladores y unas buenas mentadas, Fred Durst salió al escenario para poner a rodar su maquinaria de Nu metal, luego de detestar el setlist que tenían “preparado” y comentar sus ganas por brindar una gran noche.

limp-bizkit-mexico-rockactivist11

Con una barba prominente, gorra azul y una sudadera gris –”ya se ve viejito”, decían por ahí–, Fred arrancó con ‘Rollin’ (Air Raid Vehicle)’, ‘Hot Dog’ y ‘Nookie’, hasta unos riffs de Metallica sonaron. Como buen frontman, se dio tiempo de presentar a cada uno de sus colegas: Wes Borland, Sam Rivers, John Otto y DJ Selektor, en lo que reponía energías y preparaba la garganta para interpretar ‘My Generation’ –de las rolas que mas esperábamos–, ‘Livin’ It Up’, ‘Eat You Alive y ‘Bring it Back’. Para ese entonces, se derramaba sudor por litros y los pies solo querían saltar hasta al cansancio.

limp-bizkit-mexico-rockactivist21 limp-bizkit-mexico-rockactivist25limp-bizkit-mexico-rockactivist13

Los decibeles bajaron, y se podía apreciar el escenario decorado solamente con una manta que tenía escrito ‘Bizkit’ y una luna dibujada. ‘Golden Cobra’ y ‘May Way’ sonaron, y desde ese momento, el show dejó de ser “familiar”… A un costado, entre la multitud, dos tipos se encararon, el primero de playera tipo polo, le soltó un cabezazo al otro de camisa blanca; tres golpes bien dados se escucharon y ambos cayeron al suelo, mientras otras cuatro personas se unían a la pelea que comenzó por una tontería: “empujones”. El saldo: una nariz rota, algunos desmayados y un tipo con el brazo safado.

limp-bizkit-mexico-rockactivist4

Lo ánimos estaban muy exaltados, seguro Fred se percató, pues casi de inmediato sonó ‘Faith’, un cover de George Michael, y luego, el lugar reventó con ‘Boiler’. Wes Borland se la pasó tocando en calzones disfrazado de algo parecido a un personaje de “The Watchmen”, y a penas nos dábamos cuenta.

limp-bizkit-mexico-rockactivist23

Si tuviéramos que señalar un momento, sería cuando todos (chavos de 18, de 30…) cantaron al unísono ‘Behind Blue Eyes’. Entre que el señor Durst jugaba con que no tocarían ‘Break Stuff’ y el público hacía el famoso “Heeee Puuuuuto”, Limp Bizkit remataron ‘Take a Look Around’, un cover de Ministry y finalizaron con aquella canción que no iban a ejecutar.

limp-bizkit-mexico-rockactivist

Satisfecho, el público se retiró del lugar al ritmo de ‘Stayin Alive’. ¿Y tú como te la pasaste? Mira más fotos de Limp Bizkit por Gabriela Oliveros, aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here