La banda de metal alternativo formada en Arkansas en 1995 por la cantante, pianista y compositora Amy Lee podría dejar de existir luego de que ésta hiciera unas declaraciones en las que asegura no querer volver a saber nada de Evanescence, banda a la que le ha dedicado básicamente todo su vida.

Cuando la cantante fue cuestionada acerca del estatus en el que se encontraba la banda ella respondió que Evanescence no se encuentra activa al momento y agregó que no sólo se debe a su nueva faceta como madre: sino a otros factores que incluyen darse a conocer con un nombre propio, como ella comentó “es realmente importante para mí tomar algún tiempo para mostrar algunas facetas de mi persona”.

Evanescence

Además, confesó que algunas de sus canciones le causan un poco de pena al escucharlas actualmente, pues como excusas, dice que cuando esas canciones fueron escritas ella aún era muy joven y las considera como un diario de una adolescente que escribía cualquier cosa. Ahora en su fase más madura, quiere demostrar lo que ella puede hacer sin la necesidad de todo el grupo.

“Las personas hablan aún hablan de ‘My Inmortal’ y es maravilloso pero tenía 14-15 años cuando eso pasó, cuando escribí ‘Bring me to Life’ tenía 19, imaginen las cosas por las que pensaba cuando tenía esa edad; les mentiría si no admitiera que hay cosas en ‘Fallen’ o en ‘Origin” que me apenan. Es vergonzoso el contenido lírico es como mi viejo diario. Pero puedo aferrarme a esa inocencia porque no la tendré de nuevo, es especial”

Sin embargo, consciente de que esta banda la llevó a la fama, comentó:

“La situación es que no vamos a hacerlo ahora, no me gusta hacer predicciones sobre el futuro porque soy de mente abierta y nunca querría decir que ya no voy a hacer nada más con esto porque una gran parte de mi tiempo está en Evanescence. Me ha encantado y no querría tirar todo la basura sin más, pero en un futuro cercano no tengo planes de nada con la banda, es realmente importante para mí mostrar algunas de mis otras casas”

Evanescence ha permanecido en pausa desde el año 2012, pero muchos aún se encontraban con la esperanza de poder escuchar algo nuevo de la banda, pero su contrato terminó el pasado mes de marzo tras una batalla legal.

“Estando en la banda tenía la libertad expresarme completamente así que ¿por qué iba yo a querer hacer algo más? Y eso es verdad sólo hasta cierto punto, porque por mucho que yo pudiera ir a través de una serie de emociones, hay una cierta expectativa allí por parte de los fans y de mí misma. Escribiendo canciones siempre me pasa que digo ‘eso sirve para la banda, esto otro no’ y por eso siento que debo encontrar otros artistas que me permitan mostrar las cosas”

[youtube width=”600″ height=”400″ video_id=”5anLPw0Efmo”]

¿Cuántos tristes por acá?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here