Con el paso del tiempo, nuestra asistencia a un concierto depende de quién lo organiza, si jamás hemos visto al artista y todos hablan de él, la puesta en escena y el uso de recursos tecnológicos, o simplemente, porque somos fans; sin embargo, a pesar de esto, que nuestra experiencia sea satisfactoria no está garantizado, pues el artista tal vez esté enfermo, distraído, drogado, o esa noche tocó horrible.

Por tales razones, La Junta de Consumidores de Finlandia emitió una decisión histórica. Determinó que los asistentes a los conciertos de música podrán reclamar de ahora en adelante el 50% del precio de la entrada si no están conformes con el resultado del espectáculo, según informó el medio Yle.

vive latino

La decisión tomada por la ley en Finlandia se dictaminó con base en un concierto organizado en Helsinki durante 2013 realizado por Chuck Berry, quien ofreció un show por debajo de los estándares esperados.

Esto no abre la posibilidad de que cualquiera pueda reclamar su dinero, tiene que ser evidente el desencanto de la mayoría de los asistentes. Esta medida también incluirá festivales de música.

No estaría mal algo así en México, ¿no lo creen?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here