Más que una representación teatral, Mai Sho Gaku – Trazos de fuego, es un mensaje que fusiona tres increíbles y antiguas artes japonesas: danza (mai), caligrafía (sho) y música (gaku). Dentro de la danza podremos apreciar dos estilos característicos de la cultura de Japón: el kabuki huyo y el butoh. Por parte de la música también se sentirán las raíces niponas retumbar en nuestros cuerpos con instrumentos prehispánicos y tambores de origen oriental.

"Ambas expresiones buscan lo mismo. El butoh busca la belleza a través de lo bizarro y tortuoso, de lo que los japoneses llaman la sombra, mientras el kabuki busca la belleza mediante el color, la estética y la disciplina. Comenta, Arturo Tames quien es parte del elenco.

Dentro de este espacio, la poesía forma parte importante dentro del espectáculo. Se complementa con la caligrafía que es expuesta en grandes lienzos y en los cuerpos de los artistas. Sin duda es una obra multidisciplinaria única en su tipo que desde antes de que de inicio la función, en lo camerinos, empieza a fluir el arte, ya que el tiempo de preparación de maquillaje y de vestimenta para los artistas puede durar hasta una hora.

La obra está llena de misticismos y conceptos abstractos que evocan a los miedos y temores dentro de las personas. Podremos ver personificados al dios del fuego y a su antagonista el dios del agua, que al encontrarse se fusionan y danzan. Cada elemento dentro de la obra tiene un significado específico, nada es gratuito, desde el maquillaje hasta los dioses.

Disfruta de una obra multidisciplinaria única en su tipo

El agua representa a la energía negativa y pasiva dentro de los aspectos emocionales y subconscientes, mientras que el fuego juega el papel contrario, es la vitalidad, la fuerza, es la energía positiva, activa aspectos espirituales, mentales y conscientes. Esto además, representado por la tinta que es el agua y el pincel que es el fuego. 

La obra está conformada por Nahoko Kabayashi, Berenice Contreras, Arturo Tames, Alejandro Médez e Irene Akiko, quien es la autora y directora de la obra, reconocida también por ser la primera mexicana y latinoamericana que pudo ingresar a la Escuela de Artes Takarazuka; es una aclamada escuela con tradición de aproximadamente 100 años.

  • Funciones: 3 al 13 de abril – jueves y viernes. 20:00 horas | sábados 18:00 horas
  • El Galeón (Reforma y Campo Marte, atrás del Auditorio Nacional).
Compartir
Artículo anteriorÓpera gratuita en las calles de DF
Artículo siguienteRadiohead regresa al estudio
Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Gustos por el cine, videojuegos y anime. Amante de la literatura y de la escritura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here