La verdad es que pensar en la combinación de chicas y guitarras resulta bastante atractivo. A partir de 1979 lo fue aún más cuando aparecieron en escena The Runaways, quienes incluso ya fueron llevadas a la pantalla grande y son quizá, hasta ahora, el grupo rock de mujeres más representativo.

No son muchos los intentos que han proliferado para consolidar una banda que además de alinear a chicas exclusivamente, hagan música trascendente. Deap Vally es uno de ellos y vienen al Corona Capital. Un par de señoritas de Los Ángeles que desde su garage han hecho bastante ruido (en todos los sentidos) dentro de la industria.

Lindsey Troy y Julie Edwards, guitarra y batería, rubia y pelirroja, definitivamente no necesitamos más. Una especie de inercia que tal vez tenga algo que ver con el enorme fenómeno de los Black Keys. De ser así les ha funcionado, pues apenas se formaron en 2011 y ya han pisado distintos festivales de Estados Unidos y Europa.

Su discurso lo define claramente el título de uno de los hits que las han llevado a oídos de muchos, “Gonna make my own money”. Sin pecar de feministas lo han logrado y con creces. Joss Holland ya las invitó a tocar a su late night show en mayo pasado y justo apenas hace unos días lanzaron al mercado, editado por Island Records (subsello de Universal Music), su primer larga duración, “Sistrionix”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here